Características de la Pedagogía Marianista PDF Imprimir E-mail
AddThis Social Bookmark Button

La pedagogía marianista, se fundamenta en las siguientes características:
1.-LA FORMACIÓN EN LA FE.
2.-UNA EDUCACIÓN INTEGRAL Y DE CALIDAD.
3.-EL ESPÍRITU DE FAMILIA.
4.-UNA EDUCACIÓN PARA EL SERVICIO, LA JUSTICIA Y LA PAZ
5.- LA ADAPTACIÓN AL CAMBIO.
 
En el desarrollo de cada una de estas características basamos los principios educativos y objetivos de nuestro Colegio.

 

1.-LA FORMACIÓN EN LA FE.
• Los educadores de nuestro colegio ayudan a los alumnos a encontrar un sentido a su vida, que les oriente en su actividad diaria.
• El colegio favorece el diálogo fe-cultura, que potencie en nuestros alumnos un análisis de la realidad desde la perspectiva del evangelio.
• Los educadores de nuestro colegio ayudan a los alumnos a vivir las actitudes cristianas y les preparan para responder a los problemas éticos de nuestro tiempo con valentía y fidelidad al Evangelio.
• La educación que impulsa el colegio trata de formar personas adultas en la fe, capaces de elegir libremente de acuerdo con su conciencia, y preparar a los jóvenes para que asuman responsabilidades en todos los ámbitos de la vida.
• El colegio anima a sus alumnos a compartir y a vivir la fe en comunidades.
• Los educadores del centro presentan a María como modelo de creyente, fuerte en la fe y ejemplo de vida para los seguidores de Jesús.

 

2.-UNA EDUCACIÓN INTEGRAL Y DE CALIDAD
2.1.- PRINCIPIOS GENERALES
• El colegio aspira a educar a las personas de forma integral, desarrollando las cualidades físicas, psicológicas, intelectuales, morales y sociales de cada alumno.
• El centro combina una sólida educación intelectual con una formación técnica y profesional.
• El ambiente colegial debe ser el principal contexto para poder educar y el currículo el mejor vehículo para enseñar y aprender. Educar desde la confianza y en la confianza.
• Propiciamos una educación que facilite el autoconocimiento y que cultive el espíritu interior para fomentar la autoestima, el pensamiento crítico y el juicio ponderado.
• Favorecemos la formación permanente del profesorado y el intercambio de experiencias.
• Educamos con cercanía, respeto y firmeza.
• Consideramos que el orden, el cumplimiento de las normas de convivencia y el respeto mutuo son bases indispensables para el funcionamiento armónico de la comunidad educativa.
• Cuidamos un estilo en el que la autoridad esté presente dentro de un diálogo que ayude al alumno a orientar sus valores y a modelar su conducta.
• Intentamos, tomando a María como modelo de mujer integral, equilibrar en nuestra educación la vida activa con el espíritu interior.

2.2.- METODOLOGÍA
• Aunamos esfuerzos para trabajar coordinadamente entre las diferentes etapas, niveles y seminarios.
• Potenciamos una enseñanza activa y significativa en la que el alumno sea protagonista de su aprendizaje y el profesor su guía en el proceso.
• Tratamos de inculcar una educación abierta al medio, que ponga en contacto permanente al educando con la realidad.
• Educamos para que nuestros alumnos valoren la vida, y estén concienciados desde una óptica ecológica, de la problemática medioambiental.
• Ayudamos a crecer a nuestros alumnos, para que sean autónomos, responsables, adquieran hábitos de estudio y valoren el esfuerzo personal.
• Trabajamos la motivación con nuestros alumnos desde todas las áreas de aprendizaje.
• Facilitamos y utilizamos las nuevas tecnologías como herramientas didácticas y de trabajo.
• Damos importancia al desarrollo y aplicación: del trabajo en equipo, la investigación, la experimentación y a las técnicas de estudio, respetando la metodología de cada área.

2.3.- PROGRAMACIÓN
• El centro planifica anualmente la Programación General Anual actualizando el proyecto curricular en sus aspectos académicos, pastorales y tutoriales.
• Cuidamos la precisión y realismo en las programaciones didácticas, que deben partir del conocimiento profundo de nuestra realidad colegial.
• Valoramos la confección del diario de clase como medio de programación y evaluación.

2.4.- EVALUACIÓN
• Evaluamos la actividad colegial en todos los niveles del centro, y partimos de las propuestas de mejora para actualizar el trabajo colegial.
• Atendemos a la evaluación de los alumnos de forma personalizada y continuada, valorando los progresos diarios, atendiendo a sus capacidades, personalidad y situación socio-afectiva, aplicando diferentes estrategias de evaluación.

2.5.-ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD
• El centro respeta la personalidad de cada alumno, y se adapta a las diferencias y peculiaridades de cada uno de ellos, atendiendo a la diversidad objetivo clave de nuestra Fundación, en un proceso personalizado de educación, que tiene presente la madurez, la capacidad, el rendimiento, el esfuerzo y las situaciones socio-afectivas.

 

3.-EL ESPÍRITU DE FAMILIA
•El colegio ofrece un clima de aceptación y acogida. Actúa como una segunda familia, favoreciendo la madurez y el crecimiento personal.
•La comunidad educativa comparte la responsabilidad de crear, animar y mantener este ambiente cálido y familiar.
•Los miembros de la comunidad educativa mantienen una buena comunicación, reconociendo cada uno los derechos de los demás, favoreciendo un clima de respeto mutuo.
•Los padres y el personal del centro aúnan esfuerzos para lograr una educación armónica de los alumnos.
•Valoramos la participación de los alumnos y padres en el centro.
•Entendemos la autoridad como un servicio y una ayuda responsable de los profesores hacia los alumnos y del Equipo Directivo hacia el colegio, que potencia una atmósfera de trabajo, disciplina, armonía y confianza.
•El colegio potencia la integración de los nuevos alumnos, propiciando su buena acogida e incorporación al centro.
•La comunidad educativa del colegio fomenta el espíritu de familia y las actitudes cristianas, tomando como modelo la figura de María, que se entrega a los demás de forma acogedora, libre y gratuita.


  
4.-EDUCAR PARA EL SERVICIO, LA JUSTICIA Y LA PAZ
•Educamos para la solidaridad, la justicia y la paz.
•Educamos en la búsqueda de la verdad, para desarrollar el espíritu crítico y la toma de decisiones.
•Educamos en la libertad sabiendo que es un derecho y una conquista que se aprende ejercitándola con paciencia.
•Establecemos en nuestro colegio estructuras justas y solidarias.
•Promovemos la cooperación dentro de la comunidad educativa.
•El colegio vive el compromiso cristiano, preparando personas capaces de ofrecer un servicio a los que más lo necesitan: atención especial a los alumnos con dificultades de aprendizaje, becas, voluntariado, campañas solidarias...
•Valoramos, como enriquecedor para la comunidad colegial, la diversidad de las personas de diferentes procedencias culturales, sociales y étnicas.
•El colegio promueve la igualdad de géneros.
•El colegio potencia la creación de grupos y comunidades de servicio a los demás, inspiradas en los valores morales y evangélicos.
•Como María, queremos ser agentes constructivos de cambio, con la ?misión permanente? de ser testigos del mensaje evangélico.

 

5.-LA ADAPTACIÓN AL CAMBIO
•El colegio se enfrenta al futuro manteniendo un equilibrio entre lo que sigue siendo válido y la disposición a renovarse constantemente.
•La formación intelectual del colegio tiene como fin ayudar al alumno a entender la realidad y hacerle capaz de colaborar en su transformación y mejora, con pensamiento crítico y sentido de la responsabilidad.
•Potenciamos la integración en nuestra cultura, a la vez que favorecemos una visión amplia de la realidad, indispensable para entender un mundo cada vez más interdependiente.
•La respuesta abierta de María anima a la comunidad educativa a estar disponible y ayuda al colegio a discernir las necesidades de nuestro mundo para adaptar su pedagogía a las exigencias de los nuevos tiempos.